Cuentos para leer

La receta de Mandrágora

Contenido Lingüístico: Metáforas y frases hechas

Sinopsis:

Mandrágora es una de esas pequeñas brujas de balcón que un día, esperando una visita muy especial, decide preparar un postre igualmente especial.
Sale entonces en busca de la receta de la felicidad y, en su camino, se encuentra con muchos maestros que la inspiran por medio de metáforas y lenguaje figurado.

El álbum de Irina

Contenido Lingüístico: El pasado y la autobiografía

Sinopsis:

La madre de Irina espera un bebé y hace días toda la familia se prepara para esta llegada. Incluso Irina que, para comprender mejor tal movimiento de objetos y emociones, se ve delante de su propia historia en un álbum de recuerdos organizado por su madre.

Las siete cabritas y el lobo

Contenido Lingüístico: Las fuentes de conocimiento

Sinopsis:

En el cuento de “Las siete cabritas y el lobo” la madre cabra quiere proteger a sus hijas del lobo y les aconseja no abrir la puerta de casa. En cuanto ella se marcha, el lobo golpea a la puerta e intenta engañar a las cabritas. Advertidas por su madre, toman precauciones y le piden pruebas de su identidad: como la voz, el color de la pata y el olor.

Sigurd

La leyenda de Sigurd

Contenido Lingüístico: Estructura narrativa

Sinopsis:

Sigurd es el héroe más valiente, fuerte y apuesto de las leyendas nórdicas. Sus padres murieron cuando él era un niño, por eso fue criado por Regin, un enano con malas intenciones, que lo entrenó para ser un gran guerrero.

¿Dónde está mi perro?

Contenido Lingüístico: Representación del espacio

Sinopsis:

En este cuento, seguimos a cinco amigos en busca de Zasca, un golden retriever divertido y juguetón que se perdió en el bosque. Persiguiendo pistas e indicios, nuestros héroes van a desvendar coordenadas espaciales, puntos de referencia y diferentes perspectivas, con el fin de localizar y navegar por el espacio en busca del perrito.

Dos Hermanos

Contenido Lingüístico: Emoções

Sinopsis:

Philip y Mark son dos hermanos que todos los días van a la escuela juntos, pero cuando vuelven a casa juegan por separado con sus juguetes. Marcos tiene ganas de jugar con su hermano más grande, pero Felipe es de pocas palabras y prefiere estar solo. Todo cambia cuando Marcos decide también querer jugar videojuegos, ¡y muchas emociones salen a la luz!